La inteligencia personal de Trump

Личная разведка Трампа

Pro­fe­sor, Doc­tor en Cien­cias Polí­ti­cas 
Pana­rin Igor Niko­lae­vich

La inte­li­gen­cia per­so­nal de Trump es la fuer­za detrás de Donald Trump y su lucha con Lon­dres, el Ter­cer Car­ta­go.

Muchos a menu­do pre­gun­tan qué es el Ter­cer Car­ta­go. Este es tam­bién mi tér­mino, que intro­du­je hace 15 años. Des­de mi pun­to de vis­ta, esto es pri­me­ro Feni­cia (Túnez), lue­go el Car­ta­go colec­ti­vo, con cen­tros en Vene­cia y Tole­do. El ter­cer Car­ta­go es el Impe­rio Bri­tá­ni­co.

¿Cómo se con­vir­tió Lon­dres en el Ter­cer Car­ta­go? Debe­mos sumer­gir­nos en las pro­fun­di­da­des de los siglos y recor­dar cómo el gran prín­ci­pe ruso Svya­tos­lav, el here­de­ro de la anti­gua dinas­tía real etrus­ca-tro­ya­na, des­tru­yó el Kha­zar Kha­ga­na­te en 965. Los res­tos de su éli­te, y estos eran los tur­cos étni­cos que se con­vir­tie­ron al judaís­mo, se muda­ron a Euro­pa y se esta­ble­cie­ron en Géno­va y Vene­cia. Allí se mez­cla­ron gra­dual­men­te con los sefar­díes y for­ma­ron la base de los comer­cian­tes vene­cia­nos, cuya esen­cia fue bien des­cri­ta por Sha­kes­pea­re. El sig­ni­fi­ca­do de su vida es la ganan­cia a toda cos­ta. Fue­ron los mer­ca­de­res vene­cia­nos quie­nes finan­cia­ron a los cru­za­dos, quie­nes en 1204 saquea­ron Cons­tan­ti­no­pla orto­do­xa. Des­de enton­ces, los valo­res de Hagia Sop­hia han ador­na­do la igle­sia prin­ci­pal de Vene­cia: la Cate­dral de San Mar­cos. Lue­go, la his­to­ria orde­nó que los vene­cia­nos se muda­ran pri­me­ro a Holan­da, lue­go a Gran Bre­ta­ña, don­de en 1694 crea­ron un ban­co pri­va­do de Ingla­te­rra. Des­de ese momen­to, el sis­te­ma finan­cie­ro glo­bal moderno ha esta­do con­tan­do, en el que un ban­co pri­va­do se dedi­ca a la cues­tión del dine­ro. Hoy, la mone­da mun­dial, el dólar, es crea­da por la Fed, cuyos fun­da­do­res son ban­cos pri­va­dos ingle­ses.

La inte­li­gen­cia per­so­nal de Trump es mi hipó­te­sis, basa­da en mi amplia expe­rien­cia per­so­nal tra­ba­jan­do con esta­dou­ni­den­ses, inclui­da la expe­rien­cia de tra­ba­jar como por­ta­voz de Ros­cos­mos cuan­do tuve comu­ni­ca­cio­nes efec­ti­vas con la NASA, así como nume­ro­sas publi­ca­cio­nes en los Esta­dos Uni­dos sobre este tema.

Los con­cep­tos bási­cos de inte­li­gen­cia per­so­nal de Trump comen­za­ron a crear­se en los años 90. Fue enton­ces cuan­do Esta­dos Uni­dos creó la Comi­sión Inter­de­par­ta­men­tal de la Comu­ni­dad de Inte­li­gen­cia de los Esta­dos Uni­dos para inves­ti­gar la corrup­ción en el gobierno. A prin­ci­pios del siglo XXI, se reco­lec­tó mucho mate­rial sobre la inves­ti­ga­ción de la corrup­ción de altos fun­cio­na­rios esta­dou­ni­den­ses en las esfe­ras nuclea­res y de otro tipo en la ter­ce­ra torre, de 247 metros de altu­ra, que se derrum­bó el 11 de sep­tiem­bre de 2001, aun­que el avión no la gol­peó.

Los miem­bros de este gru­po inter­de­par­ta­men­tal, así como los ofi­cia­les de inte­li­gen­cia naval de EE. UU., Comen­za­ron a bus­car a alguien que los ayu­da­ra a lle­gar al poder en los Esta­dos Uni­dos para cas­ti­gar a los fun­cio­na­rios y trai­do­res corrup­tos. Las dos fuer­zas que gra­dual­men­te fue­ron a un ami­go se unie­ron en 2016. Cuan­do Trump acor­dó que se pos­tu­la­ría para pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos, y acor­da­ron que si asis­tía a las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, lo ayu­da­rían erra­di­can­do a los trai­do­res en el gobierno. Y se con­clu­yó este pac­to táci­to entre los mili­ta­res y Donald Trump.

Enton­ces En Washing­ton, hay un gru­po de gene­ra­les y ofi­cia­les patrió­ti­cos con el más alto nivel de auto­ri­za­ción “Q”.Tejen una cons­pi­ra­ción secre­ta, pero no “sinies­tra e inhu­ma­na”, como sue­le ser el caso en tales casos, sino “bue­na y patrió­ti­ca”. Estas per­so­nas se lla­man así a sí mis­mas: P. A veces, QAnon. Su tarea: la lucha con­tra el “mal gobierno mun­dial” o el “esta­do pro­fun­do — Esta­do pro­fun­do”, que enfren­ta entre sí a la gen­te común: blan­cos y negros, cre­yen­tes y ateos, rusos y esta­dou­ni­den­ses, así como a la dere­cha y a la izquier­da, pobres y ricos, sanos y enfer­mo “Esta­do pro­fun­do: Esta­do pro­fun­do o gobierno mun­dial malo” inclu­ye a los Clin­ton, la rei­na Isa­bel II , la Reser­va Fede­ral, los Roths­child, Soros, los sau­di­tas, los medios de comu­ni­ca­ción y los par­ti­dos polí­ti­cos con­tro­la­dos por ellos, gran­des cor­po­ra­cio­nes, etc. Pode­ro­so, por supues­to, fuer­za, pero. Hay bue­nas noti­cias: los patrio­tas de Q aho­ra están derro­tan­do gra­dual­men­te a los mal­va­dos glo­ba­lis­tas. Como? Muy sim­ple, con la ayu­da de Donald Trump, quien es “su hom­bre”.

Por pri­me­ra vez, las par­tes de este acuer­do secre­to ingre­sa­ron al cam­po de infor­ma­ción públi­ca el 5 de octu­bre de 2017, cuan­do apa­re­ció una foto de Trump con 20 mili­ta­res.

 En la foto­gra­fía, la per­so­na al lado del vice­pre­si­den­te Pen­ce y Trump es el almi­ran­te Michael Rogers, jefe de la Agen­cia de Segu­ri­dad Nacio­nal. Fue Rogers quien fue a la Torre Trump el 17 de noviem­bre de 2016 , una sema­na des­pués de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, sin el cono­ci­mien­to de sus supe­rio­res en la admi­nis­tra­ción de Oba­ma. Al día siguien­te, el Washing­ton Post publi­có una his­to­ria de que los altos fun­cio­na­rios de defen­sa e inte­li­gen­cia de la admi­nis­tra­ción de Oba­ma que­da­ron ató­ni­tos por las accio­nes de Roger.

El almi­ran­te jefe de la NSA, Mike Rogers, no que­ría par­ti­ci­par en un plan de espio­na­je para soca­var la cam­pa­ña pre­si­den­cial de Donald Trump. Otro aspec­to intere­san­te de la foto­gra­fía es el 2017 de octu­bre. Trump está rodea­do por 20 mili­ta­res uni­for­ma­dos, y la espe­ci­fi­ci­dad es que 9 esta­ban a su dere­cha y 11 a su izquier­da. ¿Fue este sim­bo­lis­mo una alu­sión al even­to del 11 de sep­tiem­bre de 2001 que Cor­si, Jones y muchos en la comu­ni­dad patrio­ta de los Esta­dos Uni­dos vie­ron como una ope­ra­ción de “ban­de­ra fal­sa” orga­ni­za­da por fun­cio­na­rios corrup­tos del Esta­do Pro­fun­do que mani­pu­la­ron las admi­nis­tra­cio­nes Bush y Oba­ma?

En octubre de 2017, los materiales de Q ANON comenzaron a ser lanzados , contando sobre aquellos que impiden el desarrollo de Estados Unidos.

QAnon es el últi­mo movi­mien­to cons­pi­ra­dor en los Esta­dos Uni­dos, que apa­re­ció a fines de 2017 y des­de enton­ces ha logra­do atraer a dece­nas de miles de esta­dou­ni­den­ses y cele­bri­da­des comu­nes. En menos de dos años, un mis­te­rio­so anó­ni­mo en el foro 4chan ha escri­to miles de publi­ca­cio­nes insi­nuan­do algún “plan” a gran esca­la del pre­si­den­te Donald Trump, ins­tan­do a sus segui­do­res a des­ci­frar sus men­sa­jes. Q insi­nuó pur­gas y arres­tos a gran esca­la del lide­raz­go del Par­ti­do Demó­cra­ta de Esta­dos Uni­dos y otros opo­si­to­res de Trump. El movi­mien­to QAnon no se ori­gi­nó espon­tá­nea­men­te, sino en un día espe­cí­fi­co des­pués de un sumi­nis­tro de noti­cias espe­cí­fi­co: a fines de octu­bre de 2017 en el foro polí­ti­co / pol / de un table­ro de imá­ge­nes anó­ni­mo de 4chan en un hilo lla­ma­do Calm Befo­re the Storm.La fra­se “Qui­zás esta sea la cal­ma antes de la tor­men­ta”, dijo el pro­pio Trump en una reunión con sus ase­so­res mili­ta­res el 5 de octu­bre de 2017 , des­con­cer­tan­do a todos con su mis­te­rio: nin­gún comen­ta­rio acla­ra lo que tenía en men­te, ya sea del pro­pio pre­si­den­te o de la Casa Blan­ca. No segui­do. El 28 de octu­bre, la pri­me­ra publi­ca­ción apa­re­ció en el hilo en / pol /, que decía: La orden de extra­di­tar al KHK [Hillary Rod­ham Clin­ton] ha esta­do ope­ran­do en varios paí­ses des­de ayer en caso de un inten­to de esca­par a tra­vés de la fron­te­ra. Pasa­por­te bajo con­trol espe­cial a par­tir de las 12:01 a.m. del 30 de octu­bre. Se espe­ra que los opo­si­to­res a los dis­tur­bios y otros inten­tos de huir de los Esta­dos Uni­dos. La ope­ra­ción será rea­li­za­da por las Fuer­zas Arma­das de los EE. UU., Y NG [Guar­dia Nacio­nal] se pone en aler­ta. Prue­ba: el 30 de octu­bre, encuen­tre un lucha­dor NG en cual­quie­ra de las prin­ci­pa­les ciu­da­des y pre­gún­te­le si está en aler­ta.Des­pués de eso, el mis­te­rio­so autor, que insi­nuó que tie­ne el mayor nivel de acce­so al secre­to de esta­do, escri­bió miles de publi­ca­cio­nes más, cuyo sig­ni­fi­ca­do gene­ral se redu­ce a apro­xi­ma­da­men­te lo siguien­te:

  • Él es par­te de un círcu­lo pro­fun­da­men­te cla­si­fi­ca­do de los ase­so­res más cer­ca­nos del pre­si­den­te Trump a quie­nes se les con­fía el cum­pli­mien­to de un plan gran­dio­so y la entre­ga de su con­te­ni­do al públi­co esta­dou­ni­den­se, sin pasar por los “prin­ci­pa­les medios de comu­ni­ca­ción”, que, por supues­to, están bajo el con­trol de titi­ri­te­ros mali­cio­sos y des­in­for­man y enga­ñan al públi­co.
  • No hay caos en la Casa Blan­ca: por el con­tra­rio, todo lo que suce­de, todas las renun­cias ines­pe­ra­das, la derro­ta del Par­ti­do Repu­bli­cano en las elec­cio­nes en Ala­ba­ma, etc., es par­te del plan de Trump para des­pe­jar las filas e iden­ti­fi­car a los trai­do­res. Ade­más, el tema de la inves­ti­ga­ción del fis­cal espe­cial Robert Muller no fue Trump, sino Hillary Clin­ton y su séqui­to, y ellos son los que están tra­man­do la ver­da­de­ra “cons­pi­ra­ción rusa”. La inves­ti­ga­ción es solo una tapa­de­ra, de hecho, el pre­si­den­te ayu­da al fis­cal espe­cial Muller a des­cu­brir la cons­pi­ra­ción de Clin­ton (así como a Barack Oba­ma, Geor­ge Soros, los Roths­child, la fami­lia real sau­di­ta y otros).
  • El lide­raz­go del Par­ti­do Demó­cra­ta y muchas cele­bri­da­des esta­dou­ni­den­ses ado­ran a Sata­nás y están invo­lu­cra­dos en un gigan­tes­co esque­ma inter­na­cio­nal de trá­fi­co y explo­ta­ción sexual de niños peque­ños (esta es, en cier­to sen­ti­do, una ver­sión amplia­da y aumen­ta­da de Piz­za­ga­te , una teo­ría de cons­pi­ra­ción ante­rior que apa­re­ció poco antes de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les esta­dou­ni­den­ses de 2016). .)
  • Los cons­pi­ra­do­res tam­bién com­pro­me­ten a las agen­cias de inte­li­gen­cia de EE. UU., Por lo que las fuer­zas arma­das de EE. UU. Y la Guar­dia Nacio­nal se ocu­pa­rán de las pur­gas direc­ta­men­te diri­gi­das por Donald Trump. Casi en cual­quier momen­to, Q inclu­so nom­bra fechas espe­cí­fi­cas, comen­za­rán los arres­tos, que irán acom­pa­ña­dos de dis­tur­bios. Esta es la “tor­men­ta” de la que habló Trump.

Enton­ces, mi hipó­te­sis se ve tan bre­ve­men­te, que cier­ta­men­te no pre­ten­de ser la ver­dad últi­ma, sino que es el comien­zo de una dis­cu­sión sobre un tema muy com­ple­jo.

Des­de mi pun­to de vis­ta, fue la inte­li­gen­cia per­so­nal de Trump la que ayu­dó al pre­si­den­te de los EE. UU. A ganar la dura lucha polí­ti­ca inter­na. El pun­to de infle­xión lle­gó en el verano de 2019, cuan­do los repre­sen­tan­tes de inte­li­gen­cia per­so­nal de Trump arres­ta­ron al pedó­fi­lo mul­ti­mi­llo­na­rio Eps­tein, con sede en Nue­va York, ami­go de Bill Clin­ton e hijo de la Rei­na de Ingla­te­rra.

Y lue­go, en agos­to de 2019, Donald Trump nom­bró al Vice­al­mi­ran­te Joseph McG­wi­re, nati­vo de la Inte­li­gen­cia Naval de EE. UU., La colum­na ver­te­bral de la Inte­li­gen­cia Per­so­nal de Trump, como Direc­tor interino de la Inte­li­gen­cia Nacio­nal de EE. UU.

El con­flic­to entre Trump y el ex Direc­tor de Inte­li­gen­cia Nacio­nal Dan Coates ha esta­do ardien­do duran­te mucho tiem­po y se ha for­ma­do prin­ci­pal­men­te sobre el “tema ruso”. Coates fue uno de los que insis­tió en endu­re­cer el com­por­ta­mien­to con res­pec­to a Mos­cú, creía en la “inter­fe­ren­cia rusa en las elec­cio­nes”, apo­yó al Fis­cal Espe­cial Müller e inten­tó cons­tan­te­men­te soca­var a Trump con “infor­mes apo­ca­líp­ti­cos” de Mos­cú. Des­pués del fra­ca­so de la “misión de Muller”, cuan­do la inves­ti­ga­ción del fis­cal espe­cial no dio nin­gún resul­ta­do visi­ble y prác­ti­co, el des­tino de Coates fue una con­clu­sión inevi­ta­ble. Soli­ci­tó su renun­cia y dejó su car­go el 15 de agos­to de 2019. De hecho, Coates actuó en inte­rés del “esta­do pro­fun­do”.

Almi­ran­te McG­wi­re — carre­ra “lobo marino”. Comen­zó como un sim­ple buzo y sabo­tea­dor y fue has­ta el jefe de las Fuer­zas Espe­cia­les de la Mari­na de los EE. UU. Duran­te mucho tiem­po estu­vo reti­ra­do y tra­ba­jó en un fon­do de cari­dad que patro­ci­nó la edu­ca­ción de los hijos de los “lobos mari­nos” muer­tos. El pre­si­den­te Trump lo con­vo­có des­de su pues­to y lo nom­bró jefe del cen­tro anti­te­rro­ris­ta el verano pasa­do duran­te la pró­xi­ma sacu­di­da de la comu­ni­dad de inte­li­gen­cia de Esta­dos Uni­dos .

El nue­vo jefe de Inte­li­gen­cia Nacio­nal pro­me­te que la inte­li­gen­cia de Esta­dos Uni­dos con­ti­nua­rá brin­dan­do al gobierno la infor­ma­ción obje­ti­va nece­sa­ria para tomar deci­sio­nes impor­tan­tes. Logró blo­quear una nue­va ope­ra­ción espe­cial con­tra Trump rela­cio­na­da con la con­ver­sa­ción tele­fó­ni­ca de Trump con el pre­si­den­te ucra­niano Zelensky, que se lan­zó el 12 de agos­to de 2019 al reti­rar­se Dan Coates.

En la lucha de Trump con­tra el “esta­do pro­fun­do”, comien­za una nue­va eta­pa.